jueves, 23 de noviembre de 2017

Influencias en el Reiki Ryoho

Para una comprensión profunda del Reiki es necesario conocer sus orígenes y las influencias que ayudaron a crear sus elementos fundamentales. El Japón actual dista bastante del Japón de finales del Siglo XIX y principios del XX en los que vivió Usui Sensei -y nació el Reiki Ryoho-, sin embargo, Japón aún conserva gran parte de su cultura y pensamientos ancestrales, así como rituales y creencias. Conocer Japón y su cultura ayuda, y mucho, a entender el Reiki Ryoho. El sintoísmo, conjunto de creencias que forma parte elemental de la cultura japonesa, el budismo japonés, del que Usui Sensei era monje, y el taoísmo, que ayudó a engendrar el budismo japonés, son las tres influencias más importantes del Reiki Ryoho.

El Reiki Ryoho, o método de Reiki, es el resultado del trabajo, los conocimientos y las prácticas espirituales de Usui Sensei. Como sabemos, Usui Sensei nació en el seno de una familia japonesa budista tendai en el año 1865. Dos años más tarde, en 1867, el emperador Muthusuito accedió al trono de Japón. Muthusuito ocupó el trono hasta el año de su muerte, en 1912. Después de su muerte, Muthusuito recibió el nombre de emperador Meiji. La era Meiji es recordada por la revolución nacional acontecida en Japón. Durante su reinado, el emperador Meiji reinstauró la tradición japonesa (sintoísmo) y consagró su mandato a los dioses tradicionales del Japón. Estableció que las eras durarían solo un reinado (la era de Meiji) y trasladó la capital de Kioto a Edo (Tokio). Bajo su mandato se implantó un nuevo sistema de estudios, se creó la institución del Senado y Japón se anexionó a Corea. Durante la era Meiji Japón se convirtió en una potencia relevante en el pacífico. El emperador Meiji fue un gran estudioso y un amante de la poesía japonesa. Compuso más de 100.000 wakas  (poemas) en los cuales descubrimos a un hombre con un pensamiento profundo y una tendencia pacifista. 

Usui Sensei fue un gran admirador de la obra de Meiji. Sus poemas eran recitados en cada clase de Reiki Ryoho, y la filosofía del emperador Meiji era el eje filosófico de esas clases. Usui Sensei nació budista tendai y murió budista tendai (su cuerpo reposa en el cementerio de un templo budista tendai en Tokio), sin embargo, la influencia del sintoísmo en sus enseñanzas es tan grande, o más, que la que ejerció el propio budismo. La admiración al emperador Meiji era una admiración al propio sintoísmo. Recordemos que para la cultura japonesa, el emperador es un descendiente directo de Amaseratu, la poderosa diosa sintoísta del sol de Japón. 

La influencia que ejercieron, en la vida de Usui Sensei, tanto el budismo como el sintoísmo son evidentes. Hay que recordar que al ser preguntado sobre el objetivo del Reiki Ryoho, Usui Sensei respondió: Alcanzar el Anshin Ritsumei, que es un concepto budista que significa ‘un completo estado de paz interior’. Los elementos principales del Reiki Ryoho son elementos budistas y sintoístas: meditación, rituales de purificación, poemas, Ki o fuerza vital y los Gokai (cinco principios). 

Para comprender la influencia del taoísmo en el Reiki Ryoho se requiere ir un poco más atrás en la historia. Cuando el budismo llegó a China procedente de la India,  el contacto entre el budismo y el taoísmo, filosofía reinante en la China, originó la escuela filosófica budista Chán, que significa meditación. El budismo Chán al pasar a Japón originó el zen. Por tanto el budismo japonés y sus prácticas son el resultado de la unión del budismo original de la India y el taoísmo chino. Los valores del Reiki Ryoho son prácticamente idénticos a los valores del taoísmo:
  1. El respeto y custodia de la naturaleza.
  2. Serenidad y armonía.
  3. La búsqueda del desarrollo espiritual como objetivo de vida.
  4. El desarrollo de una existencia con vitalidad y plenitud.
SINTOÍSMO


El sintoísmo es una religión primitiva y popular de Japón. Sus orígenes se remontan a la Edad Antigua, cuando todavía era un culto a los fenómenos naturales (las tormentas, las montañas, el sol, la luna o los ríos), que los creyentes identificaban con unos espíritus (deidades) llamadas kami. La palabra "shinto" significa "el camino de los dioses o espíritus". Sin un nombre concreto al principio, empezaron a llamarla sintoísmo a partir del siglo XIII para distinguirla del budismo, del que posteriormente incorporó muchos rasgos. Además de la influencia del budismo, el sintoísmo también está muy influenciado por el taoísmo y el confucionismo. 

El sintoísmo no tiene ni un creador ni una colección de textos religiosos ni una doctrina autoritaria específica. Surgió del culto popular a la naturaleza. Comprende una gran cantidad de ceremonias que invocan a los poderes misteriosos (espíritus o deidades) de la naturaleza para recibir un trato benevolente y protección. 

De acuerdo con el sintoísmo, la naturaleza está habitada por deidades o espíritus (kamis), y la vida humana se halla íntimamente vinculada a ellos, a sus pensamientos y acciones. Por tanto, la religión sintoísta es una combinación de adoración a la naturaleza y culto ancestral. Además, no hay ningún impedimento en considerarse sintoísta y a la vez acudir a templos budistas o confucianos. 

Los mitos fundamentales del sintoísmo japonés están recogidos en el Kojiki (escrito en el 712) y el Nihongi (escrito en el 720). Describen la creación del cosmos, a partir del caos, en forma oval que después se separó. Durante la siguiente época mitológica de los dioses, se formaron el mundo y sus kamis. Una sucesión de siete generaciones de divinidades fue el resultado del matrimonio de un kami Izanagi masculino y un kami Izanami femenino, y juntos crearon el mundo terrestre con el agua, las montañas y otros elementos naturales. También crearon las islas japonesas como rasgo especial. De Izanagi e Izanami desciende la diosa solar Amaterasu, que dio origen al linaje imperial de Japón. Los mitos sintoístas fundamentales resumen así el origen divino de Japón, de sus emperadores y de sus súbditos, y realzan el significado de las divinidades o kamis, que son la base de la tierra japonesa y de sus habitantes.

Los santuarios sintoístas japoneses pueden ser de diferentes tamaños e importancia: Están los santuarios de los hogares (kamidama), en las que se depositan los kamis; Se disponen en las habitaciones de muchas casas y tiendas. También existen santuarios "portátiles" (mikoshi) que se guardan en los templos y se sacan cuando se realizan procesiones. Los santuarios sintoístas más grandes suelen contar en su recinto con un torii (arco o puerta de entrada), una sala en la que los sacerdotes dirigen el culto y una sala para el kami en la que están colocados los símbolos del kami, como una espada o un espejo. Los grandes santuarios, como el dedicado a la diosa Amaterasu en Ise, tienen renombre a nivel nacional.

El culto sinto (matsuri) se practica tanto en el ámbito público (templos) como en el privado y gira en torno a los hechos de la vida cotidiana, la familia o la comunidad. El matsuri implica servir al kami o a la autoridad, lo cual supone una actitud de respeto y obediencia. En público, el matsuri se expresa en forma de festividad en la que el kami es recibido como un invitado al que se reverencia con actos de agradecimiento. La tradición todavía ocupa un lugar muy significativo en la vida japonesa.

El camino hacia un templo sintoísta está marcado por un torii. Este, simbólicamente, separa el lugar sagrado que rodea al templo del mundo exterior profano. A menudo, los torii están bastante alejados del templo. En las proximidades del templo, antes de la entrada, hay un estanque u otro tipo de balsa sobre la que se erige un puente sagrado. Éste, al igual que el torii, separa el mundo sagrado del mundo profano exterior. Al ser el sintoísmo un culto reverencial a la naturaleza, prácticamente todos los templos tienen bosques o parques a su alrededor.

Los templos acogen a uno o más kamis o divinidades. Son visitados durante todo el año y especialmente atraen a numerosos seguidores los días festivos. También son importantes las peregrinaciones para pedir algún favor a las deidades y los ritos de purificación.

Amaterasu es la deidad (kami) japonesa femenina que representa al Sol. El emperador de Japón es considerado su descendiente directo. Se la suele identificar también con el buda celestial Vairocana.

Inari es el kami que simboliza el arroz. Es el más venerado en los templos. En la actualidad se considera el kami o patrón de los negocios en general.

BUDISMO Y LA ESCUELA TENDAI


El budismo es un camino de enseñanzas prácticas. Las prácticas, tales como la meditación, son un medio para que uno mismo se transforme, desarrollando las cualidades de conciencia, bondad y sabiduría. El sendero budista es un camino espiritual que lleva a lo que se conoce como Iluminación o Budiedad. El budismo se considera "no-teísta" y niega explícitamente el concepto de un dios creador. 

Para el budismo la vida es un proceso en constante cambio. Las prácticas budistas sirven para transformar nuestra vida a través de los cambios inevitables de la vida. El factor decisivo para transformarnos es la mente. El budismo ha desarrollado muchos métodos para trabajar directamente con la mente. Uno de los principales es la meditación, la cual es una forma de desarrollar estados mentales más positivos caracterizados por calma, concentración, conciencia y emociones como la amistad, ecuanimidad y felicidad. Usando la mente clara y positiva que se desarrolla en la meditación, es posible tener una mayor comprensión de uno mismo, de los demás y de la vida misma. Además de la meditación, las enseñanzas abarcan los campos de la ética, el estudio filosófico, el trabajo social y el desarrollo del ser humano en todos sus aspectos: intelectuales, emocionales, espirituales y culturales. 

En el budismo no se busca "evangelizar" a otras personas para que adopten el budismo; se ponen las enseñanzas a disposición de quienes estén interesados. Es una filosofía práctica. La gente tiene la libertad de tomar lo poco o mucho para lo que se sientan listos. El budismo no es ni pesimista ni optimista, tiene una visión realista de la vida y del mundo, y ve las cosas objetivamente. Dice con exactitud y objetividad lo que uno es, lo que es el mundo, y muestra el recto camino hacia la perfecta libertad, paz, tranquilidad y felicidad. 

Buda Gautama (India) vivió hace algo más de 2500 años. Se le considera 'El Iluminado' aunque no un Dios y sus enseñanzas son el origen del budismo. Estas fueron algunas de ellas, que constituyen las enseñanzas básicas del budismo. Pueden resumirse en las Cuatro Nobles Verdades:
1. La vida es sufrimiento
En la vida hay sufrimiento y dolor. Toda existencia es insatisfactoria.
2. El sufrimiento es resultado de los deseos y de la ignorancia
El sufrimiento tiene causa; proviene del deseo, del apego y de la ignorancia.
3. El sufrimiento puede cesar 
El sufrimiento puede eliminarse, eliminando la causa. Para eliminar el sufrimiento hay que estudiar sus causas, comprobarlas uno mismo y después eliminarlas. Hay que suprimir los cinco venenos (apego, odio, ignorancia, ego, celos) y obrar virtuosamente para crear buen karma.
4. Se puede eliminar el sufrimiento si seguimos el camino óctuple
- Recto Entendimiento
- Recto Pensamiento
- Recto Lenguaje
- Recta Acción
- Rectos Medios de vida
- Recto Esfuerzo
- Recta Atención
- Recta Concentración.

Existen dos ramas principales del budismo: Theravada (Escuela de los Ancianos) y Mahāyāna (El Gran Camino) y muchas escuelas.

El budismo Tendai es una de las escuelas más importantes del budismo japonés. Fue introducido en Japón por el monje chino Ganjin. Establecido en el Siglo VIII, los orígenes de la escuela Tendai están firmemente arraigados en el Dharma (doctrina) enseñado por el Buda histórico, en la escuela Mahayana del budismo y en la doctrina budista T'ien-t'ai de China.

La escuela Tendai dio lugar a otras escuelas importantes del budismo japonés, incluyendo el Jodo (Tierra Pura), Jodo Shinshu (Verdadera Tierra Pura), Soto Zen, Rinzai Zen y Nichiren. 

La escuela Tendai floreció bajo la protección de la familia imperial y la nobleza en Japón, sobre todo el clan Fujiwara. El budismo Tendai se convirtió en la forma dominante de budismo y en la corriente principal en Japón por muchos años.

El budismo Tendai tiene varios puntos de vista filosóficos que permiten la conciliación de la doctrina budista con los aspectos de la cultura japonesa. Tiene sus raíces en la idea fundamental del budismo Mahayana: la Budeidad, o capacidad de alcanzar la iluminación, es inherente en todas las cosas. Otro aspecto crucial en Mahayana es la noción de que el mundo de los fenómenos, el mundo de nuestras experiencias, fundamentalmente, es una expresión de la ley budista (Dharma). El budismo Tendai afirma que todos y cada uno de los fenómenos son la expresión del Dharma. Para el budismo Tendai, la máxima expresión del Dharma es el Sutra del Loto . 

TAOISMO

El taoísmo es una filosofía  surgida a partir del Tao Te Ching, una obra que habría sido escrita por Lao Tse en el siglo VI antes de Cristo. El taoísmo carece de dogma. Su pilar es el Tao, un concepto que suele entenderse como el camino  y que se refiere a la esencia del universo. El Tao es el orden de la naturaleza. El adepto al taoísmo tiene como fin principal llegar a un encuentro con el Tao, a través de comprender la sintonía (el orden) que existe en la realidad (naturaleza).

El taoísmo percibe a esta realidad como superficial y profunda. Esta última es el que guía al anterior, y habitualmente es llamada interna. La realidad es para el taoísmo transformadora, y siempre está en movimiento. Este movimiento logra su plenitud al mantener el equilibrio de los distintos matices que produce todo aquello que está en movimiento. Dichos matices son conocidos como Yin y Yang.

El concepto de yin-yang es muy importante para el taoísmo ya que evidencia la dualidad del universo. Existen tres fuerzas que interactúan en la realidad: el yin, el yang y el Tao. Las dos primeras son fuerzas contrapuestas que se complementan y actúan como una: una fuerza activa y otra pasiva. El Tao, por su parte, es la fuerza superior que contiene a ambas. 

El movimiento básico (denominado T'ai Chi) del Yin-Yang genera constantemente los componentes del Universo, esencialmente por medio de su energía, el Chi. El Chi tiene múltiples manifestaciones, por eso era denominado poéticamente como los diez mil seres.

El taoísmo aspira a la armonía del ser humano con el Tao a través de la meditación, la honestidad, el sacrificio, la bondad y la piedad, entre otras virtudes. Se trabaja principalmente sobre el cuerpo y el espíritu (shen). Otras prácticas taoístas habituales son: La caligrafía, la pintura paisajística, la música instrumental, el Tui Na, las artesanías, el Tai Chi o la meditación.

El taoísmo nació como doctrina filosófica; aunque con los años se  convirtió en religión. Sus principios espirituales similares llevaron a una fusión e influencia bidireccional con el budismo y con el confucianismo. 
Principios espirituales del taoísmo:
- El respeto y custodia de la Gran Naturaleza.
- La NO violencia como objetivo.
- La serenidad y armonía como método.
- El desarrollo interior y espiritual del hombre.
- El desarrollo de una existencia con vitalidad y plenitud.


No hay comentarios:

Publicar un comentario